Los masajes tántricos triunfan en el turismo erótico

masaje tantrico hotel

Antes que nada, el masaje tántrico es un masaje hecho desde el corazón, con mucho amor, respeto y delicadeza. Es por eso que puede sanar varios aspectos de la persona, si esta, se abre a recibir. Es un masaje sensual, donde se pone mucha intención en el tacto, donde el masajista está plenamente presente y pendiente del que está haciendo y sucediendo. Es un masaje holístico, puesto que trabaja con los diferentes aspectos de la persona, el físico, emocional, mental y espiritual. Una de las cosas que le diferencia otros masajes, es que incluye también los genitales, por un lado, porque la persona se sienta completamente integrada, y por otro para activar y expandir la energía sexual al corazón, convirtiéndola en amor, y desde aquí a todo el cuerpo. Ya lo dijo John Lennon:

Imagine all the people
receiving a tantric massage in hotel

Beneficios de los masajes tántricos

Sus indicaciones son muchas y variadas, puesto que engloba todas las áreas de la persona y nos beneficia físicamente, al expandir esta energía vital tan potente y sanadora por todo nuestro organismo, reequilibrándonos y nutriendo nuestros órganos. Abriéndonos el corazón a un nivel energético, conectándonos con nuestros sentimientos y nuestras emociones, relajando nuestro sistema nervioso y muscular, y subiendo esta energía a nuestros centros superiores, abriendo y expandiendo nuestra conciencia. Desbloqueando y sanando nuestra energía sexual.

Estos masajes se pueden combinar con otras terapias. Lo que ofrecen algunos centros especializados es una combinación entre terapia Gestalt y una amplia gama de masajes energéticos enfocados a ayudarte a contactar con tu cuerpo y tus emociones. La terapia Gestalt pone mucha atención en el presente y al descubrir las necesidades más profundas, aquellas que anhela la nuestro alma para estar en paz y sentirse feliz.

A medida que vamos identificando nuestras necesidades, también vamos descubriendo nuestras resistencias mentales, aquellas que nos impiden conectar con el corazón y nos sacan tanta energía y no nos permiten vivir aquello que realmente queremos vivir. Gracias a varias técnicas de la terapia Gestalt, podemos vencer estas resistencias y liberarnos de la prisión interna a la que estábamos sometidos.

Reconfortan cuerpo y alma

El bienestar físico suele ir ligado al bienestar mental, por eso la combinación de terapias maximiza los beneficios en todos los sentidos. Por eso tienen tanto éxito los centros especializados que tratan a sus clientes como un ente entero en lugar de compartimentar cuerpo y mente. De esta manera y basándose en tratamientos con siglos de trayectoria, se consiguen efectos extraordinariamente positivos para la persona que los recibe.

En ese sentido, una inversión baja-media supone una tremenda mejoría y la relación calidad-precio suele ser excelente. Si nunca lo has probado, ya estás tardando. Si conoces los masajes tántricos, seguro que sabes lo bien que sientan y estarás deseando repetir la experiencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *